Buscar
  • Helga Finseth

Consejos para tu Crédito Hipotecario

El proceso de compra de una casa o departamento depende en gran medida de obtener un crédito hipotecario, ya que la mayoría de las veces no se cuenta con el total de efectivo.

Si esto te resulta familiar, te invitamos a conocer todo lo que implica contar con un préstamo para adquirir tu próxima vivienda.


¿Qué es una Hipoteca?

Es un préstamo de una entidad financiera para ayudar a financiar la compra de un inmueble sin pagar el precio total de la propiedad por adelantado. Como garantía sirve la misma propiedad, lo que brinda seguridad en caso el prestatario no pague el préstamo.

Normalmente, el pago de una hipoteca se realiza de manera mensual. Incluye una parte del capital (la cantidad total de dinero prestada) e intereses (el precio que pagas por pedir dinero prestado a tu prestamista) y, a menudo, impuestos sobre la propiedad, seguros para propietarios de viviendas y seguros hipotecarios privados.


Para solicitar una hipoteca, debes considerar:


1.- Tu salud financiera jugará un rol importante al momento de postular a una entidad financiera y solicitar tu crédito. Asegúrate de realizar tus pagos a tiempo.

Ten historia crediticia, esto es, tener tarjetas de crédito a tu nombre. No es malo tenerlas, sino que por el contrario te muestran en el sistema financiero como una persona responsable y solvente.


2.- Mantén bajos tus niveles de deuda; es decir, al evaluar tu solicitud de crédito, revisarán cuál es la relación entre su deuda y tus ingresos. Mientras mejor sea el porcentaje (más bajo) dividiendo tu deuda por tus ingresos, mejores condiciones hipotecarias recibirás.


3.- Ahorra para la inicial. Lo mínimo que piden los bancos es 10% e incluso 20% o 30% dependiendo si ya tienes otra vivienda y por lo tanto otro hipotecario. Lo primero y lo mínimo que te pedirán es cumplir con este requisito. Recuerda que puedes retirar hasta el 25% de tu fondo de AFP para pagar la cuota inicial o el crédito hipotecario de tu primera propiedad.


4.- Obtén una precalificación para tu hipoteca en el banco de tu elección. En una agencia bancaria te pueden hacer una pre-evaluación para saber si calificarás para un crédito y por qué monto sería. Esta simulación no garantiza el crédito ni tampoco verifica la información que brindas, sin embargo, es una excelente idea para saber qué tipo de inmueble buscar y conocer las condiciones que te brinda cada entidad financiera así poder comparar y elegir la que más te convenga. Te recomiendo calificar para el crédito mientras buscas tu inmueble, así que busca el monto máximo para que sepas hasta dónde permitirte buscar y evitar desilusiones al final.


5.- Ten en cuenta que algunos bancos tienen la opción de que puedes calificar con algún familiar, amigo o pareja para mancomunar ingresos, y ojo que no necesariamente ambos deben ser los propietarios.


6.- Asesórate con el banco que trabajarás sobre los tipos de hipotecas. Puedes elegir uno a tasa fija o tasa variable. La diferencia radicará en las tasas de interés, requisitos de pago inicial y otros factores.


7.- Es importante saber que sí te brindarán el crédito para que realices tu búsqueda entre inmuebles que estén dentro de cierto rango y te presentes a los vendedores como un comprador serio.


8.- Elije dónde pedirás el crédito hipotecario, encuentra el hogar que deseas y presenta una oferta. Tu Agente Inmobiliario te puede ayudar con toda la información que se requerirá del inmueble elegido, de manera que tú te organices con la documentación de tu situación financiera.



Faltan pocos días para tu gran compra, así que como es normal deberás apurar ciertos procesos y tener paciencia en otros.


Procura presentar todo a tiempo para evitar retrasos innecesarios.


Prepara tu lapicero para una de las firmas más importantes que realizarás en la vida y empieza a pensar en la decoración y detalles de la mudanza a tu nuevo hogar.


¡Es un gran momento el que viene a tu vida! ¡Disfrútalo!

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo